Sigues vivo. Muy vivo.

Tranquilo, corazón, te has caído pero sigues vivo. Muy vivo. Es cierto que siempre se llora por quien se ha ido, pero sabes que tú no eres igual que Dido. Sí, esta vez prendieron fuego a tu hilo, pero no eres precisamente tú quien ha perdido.

Pinta tus labios de carmín porque estos no serán tus últimos besos. Viajarás y te enamorarás pero sobre todo de ti, hasta los huesos. Y te equivocarás y aprenderás, probablemente unos cientos porque sabes que para ti no sólo cuentan los intentos.

Vístete de negro cuando pienses en recuerdos, pero recuerda que no sólo fueron simples cuentos, es el amor quien nos hace olvidar ser cuerdos, incluso aunque a veces se llore en los silencios.

Haz crecer tu alma con experiencias, nunca sabrás qué pasa si no lo intentas. Hay veces que asusta caminar a tientas, pero son sabios quienes viven y cuentan. Así que no pongas candados a tus labios ni cadenas a tu corazón, son los valientes quienes saben que el dolor no tiene razón.

Esta es tu historia, este es tu día a día, aunque algunas veces se llore y otras se ría. Ya se sabía que el ave fénix de sus cenizas renacería. Como en la isla de Naxos mientras Teseo se iba, Dionisio fue el dios que vino con vino y vida.

Así que tranquilo, corazón, te has caído pero sigues vivo. Muy vivo.

Haz clic en Sigues vivo. Muy vivo para escuchar esta entrada.

Advertisements

2 thoughts on “Sigues vivo. Muy vivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s